Morante corta la temporada

El matador de toros sevillano José Antonio Morante de la Puebla ha decidido dejar de torear, de forma inmediata, y por un tiempo no definido. El diestro de La Puebla ha comunicado ayer la decisión a su reciente apoderado y administrador, José Miguel Carvajal, que ha sido quien ha comunicado la misma a la cuadrilla del torero.Según ha confirmado este medio, Morante de la Puebla ha perdido la ilusión por vestirse de luces. Sin embargo, desde el entorno del sevillano se descarta una recaída en la enfermedad depresiva que ya le obligó, hace años (en 2004), a tomarse un descanso alejado de los ruedos.Curiosamente, las dos retiradas han tenido lugar después de encerrarse con seis toros en solitario en la Plaza de Las Ventas. La última de ellas fue el pasado 6 de junio, cuando estoqueó en solitario la Corrida de la Beneficencia, en la que firmó una faena antológica al último toro de la tarde.El último paseíllo del sevillano tuvo lugar el pasado sábado 9 de junio en Granada, cuando actuó junto a Ortega Cano y Manzanares en un festejo matinal, en el que salió a hombros. En lo que va de temporada, Morante de la Puebla ha actuado en un total de 16 corridas de toros, cortando 12 orejas. Varias de ellas han sido en plazas de primera categoría, como Madrid o Sevilla, donde protagonizó dos momentos históricos. En la Feria de Abril se fue a chiqueros a recibir a su segundo toro, al que cuajó una sensacional faena, plena de inspiración y duende, que le valió las dos orejas.En Madrid, en la Corrida de Beneficencia, resultó volteado por el quinto. Tras pasar a la enfermería y ser suturada una herida en la frente, el sevillano salió arrebatado a lidiar al sexto toro. A partir de ahí, Morante cuajó una faena genial, con duende, magisterio e inspiración, sólo al alcance de los elegidos.